martes, marzo 20, 2007

Forrando la vaina: otra vez en camisa de once varas

Abandono por un rato las que ya empiezan a ser familiares aguas del trabajo en chapa, para adentrarme en el desconocido océano del cuero.

Esta entrada versará sobre cómo seguir un magnífico tutorial (gracias otra vez, Román). O, tal vez, incluso dos magníficos tutoriales. Casi hasta tres, pero el de Messer me llegó cuando ya era tarde.

Y de cómo cometer error tras error hasta acabar por hacer una chapuza de magnitud cósmica, y estar a punto de naufragar en estas procelosas aguas de la guarnicionería amateur.

Y no, tío listo; no es como siempre, esta vez es más chapuza que de costumbre. Y no te pases un pelo, que además hoy voy a haceros un examen sorpresa. Pero no preocuparse, que es tipo test y se permiten apuntes.

¿Por qué forrar la vaina de la espada? Pues muy fácil: para demostrar que puedes. Y porque la fibra de vidrio pintada como si fuera madera da un cante tremendo, eso también hay que tenerlo en cuenta.

Lo primero que necesitas para forrar la vaina de una practical es decidir qué vas a hacer respecto a la contera y el brocal.

Tienes dos alternativas: puedes quitarlas, forrar la vaina, y volver a colocarlas por encima del cuero, o puedes dejarlas y cortar el cuero para que se ajuste a su perfil.

¡Pero qué tontería estoy diciendo! Si eres tan hábil como yo manejando un cutter, está muy claro que fallarás el perfil correcto por +/- 5mm como poco. La única alternativa viable es quitar brocal y contera.

¿O no lo es?

El brocal salió más o menos bien, un par de martillazos y listo. Pero la contera...

La maldita contera ofrecía resistencia numantina. Después de estar a punto de destrozar la vaina con todo tipo de objetos para hacer palanca, la solución pasó por meterla en agua hirviendo (para que dilatara), apoyar un alicate en el borde (el de la foto, protegiendo la vaina con un trapo) y liarse a martillazos con el alicate. Y aún así costó lo suyo, y mira que el martillo que usé no es precisamente delicado.

El siguiente paso es rescatar la contera de debajo del mueble en el que ha acabado después de atravesar volando media habitación, y, muy posiblemente, darle una ligera limada a los bordes.

Pregunta 1
¿Por qué limó Axil los bordes de la contera?
a) Para modificarle la forma lobulada para que fuera históricamente más precisa.
b) Porque un desafortunado intento previo de sacarla empleando un destornillador y un martillo dejó algunas desagradables muescas en el borde.

Como la piel que vamos a usar, aunque fina, tendrá un cierto grosor, no es mala idea lijar un poco la vaina en los extremos para que contera y brocal vuelvan a encajar. Esto se puede hacer con casi cualquier papel de lija que tengas a mano.

Aquí es donde me di cuenta de que no era pasta, como yo pensaba, sino fibra de vidrio.

Pregunta 2
¿Cómo supo Axil que la vaina era de fibra de vidrio?
a) Al observar el clásico entrelazado de la fibra que queda al descubierto cuando empiezas a lijar.
b) Porque la pasta, al lijarla, no suelta esas astillas tan finas que se clavan tan profundamente en los dedos y que son tan difíciles de sacar.

Bueno, ya hemos preparado la vaina. ¿Ahora qué? Ah, si, el cuero.

Lógicamente, hay que usar cuero muy fino. La recomendación que he oido es piel de cerdo o de caballo, yo en particular empleé piel de cerdo. Dado el tamaño necesario, no encontré retales adecuados, y acabé comprando una pieza entera. Vamos, la piel de un cerdo, al completo (y es que se aprovecha todo)

Pregunta 3
¿Qué va a hacer Axil con toda la piel sobrante?
a) Sin problemas. Está todo previsto, de hecho ya tiene patrones que le permitirán aprovecharla casi en su totalidad en los más variopintos trabajos.
b) No tiene ni flowers. Lo más probable es que acabe en una bolsa hasta que se pudra, o hasta que a Axil se le ocurra alguna chorrada para darle salida.

Te va a hacer falta un trozo de piel de la misma longitud de la vaina, y del ancho correcto para envolverla por completo. Una buena idea es dibujar el perfil girando la vaina sobre el cuero y dejando que sobre un pelín de cuero, que siempre es más fácil de arreglar que si te quedas corto.

Para el siguiente paso, y siguiendo los tutoriales, hay que pegar el cuero a uno de los lados de la vaina. Después de haberlo hecho, tengo mis dudas sobre si es buena idea hacerlo por fases, pero en fin.

El caso es que te hacen falta los materiales de la foto:
- El trozo de cuero, empapado de agua.
- Cola blanca
- Un pincel para dar la cola
- Una goma elastica bien gorda para luego presionar el cuero
- Algún tipo de presilla para que la goma no se suelte
- Una cerveza para no pasar sed mientras trabajas

Lo que hay que hacer es encolar un lateral de la vaina, e incluso los bordes, y envolverla con el cuero (mojado, pero que tampoco gotee, hay que escurrirlo un pelín antes) Cuidadín, asegúrate de que queda centrado, para que luego la costura quede bien en el medio.

El siguiente paso es envolverlo con la goma elástica para que quede bien estirado, y dejarlo secar durante unas 24 horas. Ojo, no hay que apretarla, sólo envolver el cuero para que no se mueva de su sitio mientras se seca.


Pregunta 4
¿Cómo descubrió Axil que no había que apretar la goma elástica?
a) Estuvo experimentando previamente sobre varios retales hasta dar con el mejor resultado.
b) Una vez pegado y seco el cuero sobre la vaina, y quitada la muy tirante goma, vió las marcas en espiral que habían dejado a todo lo largo, y que, si bien tampoco quedan del todo mal, no estaban en absoluto previstas.

Lo siguiente es cortar el cuero sobrante, con cuidado, con un cutter bien afilado, y con una regla.

Lo cierto es que lo del cutter no es lo mío, no sé si es que no estaba demasiado afilado o si es torpeza, pero tengo tendencia a intentar desgarrar el cuero, más que a cortarlo.

Bueno, tampoco hay que ponerse puristas, con unas tijeras tampoco queda tan mal.

Por cierto, ¿veis la bonita superficie de trabajo? pues es una tabla reciclada de la calle, que tenía ese bonito acabado casi cristalizado.

Pregunta 5
¿Qué tal resultó la superficie de trabajo?
a) Excelente. Es resbaladiza, y la pieza desliza suavemente por ella, facilitando su manipulación. Además es muy dura y resiste bien el manejo de herramientas sobre ella.
b) El acabado en verde destiñe, y manchó toda la parte de atrás de la vaina, por lo que fue necesario frotar con un cepillo, agua y jabón, y al final quedaron cercos muy feos.

Lo siguiente es marcar y taladrar los agujeros por los que lo vas a coser. Yo los hice a 4mm del borde y separados por 8mm entre si, para hacer un cosido en X realmente chulo con hilo encerado. ¡Ojo! No hay que coser por debajo de la contera o el brocal, porque seguramente no cabrán por encima de la costura.

Habréis visto que los taladros los hice con un sacabocados, no con un punzón.

Pregunta 6
¿Por qué hizo Axil agujeros tan gordos?
a) Porque así queda un acabado mucho más rústico, dándole un aire más auténtico.
b) Porque calculó de pena el grosor del hilo encerado que tenía que pasar por los agujeros y se pasó tres pueblos con el sacabocados.

Se pueden emplear muy diferentes tipos de costura para unir ambos lados. Yo me quedé con la costura en X que recomendaba Román, y cuyos pasos ilustro aquí al lado. Me quedé con esta costura porque sujeta el cuero unido tanto por arriba como por abajo, y así el borde del cuero queda firmemente pegado a la vaina, sin riesgo de levantarse. ¡Ah! Y además así disimulas las imperfecciones en el corte.

Se avanza con dos agujas a la vez. Para evitar dudas, en la ilustración he puesto uno de los cabos en rojo y otro en azul. Con las medidas que os he dado para los agujeros, hay que cortar una longitud de hilo de unas seis veces la longitud de cuero a coser.

Siguiendo el patrón de la ilustración, (en cada "vuelta" se va alternando el cabo que hace el recorrido corto y el que hace el recorrido largo, ver pasos de 1 a 4) los dos cabos se "gastarán" a la vez, así que al principio se dejan de la misma longitud. Ojo a la última vuelta, que es un poco distinta para poder hacer el nudo por debajo y que no se vea ni se note.

Pregunta 7
¿Por qué explica Axil una costura tan simple hasta ese nivel de detalle?
a) Por completitud, es para que todo quede perfectamente especificado.
b) Porque se tiró varias horas dándole vueltas a cómo narices se conseguía esa costura en X, y después de muchos esquemas, y de lograr coser dos folios con un cordón de bota, se siente orgulloso, y además se piensa que puede haber gente tan zarpas como él con la aguja

La aguja... mejor dicho, las agujas, porque vas avanzando con dos cabos a la vez.

Lo de las agujas es curioso. Compré un par de agujas curvas, ya que estaba comprando el hilo encerado en una curtiduría; y el tipo de la tienda me dijo que las pusiera al rojo antes de usarlas, para destemplarlas y que no se partieran.

Y digo yo ¿y por qué narices las venden templadas, si se van a partir?

¿Sabéis la paciencia que hace falta para destemplar una aguja con un mechero? ¡Es que no tengo otra cosa! Vale, suelo destemplar las brocas que estoy intentando afilar con la amoladora, porque me paso y las caliento demasiado, pero es sin querer. Y además, si meto una aguja en la amoladora de banco, se convierte en polvo en suspensión en cuestión de segundos.

Bueno, al grano. El proceso que queda es como sigue: se moja el cuero, se encola un trozo de vaina, se pega el cuero en su sitio y se va cosiendo (sin dejarlo secar)

Y así, con paciencia, hasta completar la vaina. Acuérdate de no coser donde van a ir contera y brocal, pero de pegar bien el cuero por ahí.

Después de la primera experiencia con la goma elástica, no volví a intentarlo, y no hubo problema, la piel quedó bien tirante cuando se secó.

Ya solo queda encolar y encajar contera y brocal, y eso es todo, hemos acabado con nuestra flamante vaina.

¿O no?

Yo decidí fijarle un par de bandas de cuero más grueso y oscuro que tenía por casa. Podéis verlas en la foto, el mecanismo de fijado fue el mismo, pero a pequeña escala.

Pregunta 8
¿Por qué fijar estas bandas?
a) Para decorar la vaina, que, de otra forma, quedaba muy sosa.
b) Para tapar un par de manchas de la superficie verde especialmente cantosas, un agujero del cuero que nunca se supo cómo se formó, y una importante arruga del cuero, culpa del temita de la goma elástica.

Bueno, y con esto ya está todo.

¿Seguro que sí?

¡No, aún falta oscurecer toda la vaina con grasa de caballo!

Pregunta 9
¿Para qué sirve la grasa de caballo?
a) Para proteger el cuero de la humedad, y a la vez darle un aspecto más envejecido
b) Porque el idiota de Axil se pasó echándole aceite a la espada, el aceite acabó en el fondo (hueco) de la vaina, y subió haciendo mecha por el cuero, por lo que la única forma de disimular el manchurrón (y los cercos que aún quedaban en la piel) era oscurecerla.

Pues ahora sí que hemos terminado. Ya sólo me falta proporcionaros las respuestas al test, para que os evaluéis vosotros mismos.


Resultados del test

Mayoría de respuestas a)
Vamos a ver, tu no has leído mi blog en la vida. ¿De verdad crees que yo soy capaz de todas esas decisiones razonadas? Anda, vete a ver bricomanía, que a esos les sale todo bien a la primera.

Mayoría de respuestas b)
Muchas gracias por tu confianza, so cabr... esteee, está claro que me conoces bien, y que sabes de mi inconfundible estilo a la hora de realizar estas manualidades. Espero que seas desventrado por una manada de hienas halitósicas que sigas leyendo mi blog con la misma atención en el futuro.


Para ser un examen tipo test me ha quedado larguísimo, pero así compenso que me voy a ir de vacaciones, y que la próxima entrada no estará, seguramente, hasta después de semana santa. ¡Espero que todos hayáis sacado un diez!

(¿Cómo? ¿que sólo había nueve preguntas? Espera, un segundo, ahora lo arreglo...)

Pregunta 10
¿Va Axil a arrancar la piel de la vaina y volver a empezar, esta vez sin tanta chapuza?
a) No lo sabe, pero podría ser
b) No lo sabe, pero podría ser

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen tutorial. Ameno y francamente divertido. Estoy pensando en torturar mis manos y mi paciencia siguiendo estas instrucciones!

Gracias

Kalael

Axil dijo...

Las instrucciones no son mías, son de los tutoriales que enlazaba al principio. Lo que es mío son los errores, ¡y esos te recomiendo que no los sigas!

Y si te aseguras de sellar la parte de abajo de la vaina después de quitar la contera, te puedes ahorrar sorpresas más tarde.

Messser dijo...

Si vuelves a mojar el cuero es posible que desaparezcan las arrugas formadas ala secarse-.
Para la próxima prueba esto.
No encoles la vaina, pon una tela tipo seda lo mas fina posible y encola el cuero a esta tela intentando conseguir que no se pegue a la madera.
Después ponle una tela tipo sabana al cuero por encima y sujétalo todo con esparadrapo de papel o cinta de carrocero. Ese tipo de cinta te permitirá darle forma alrededor de la vaina y la tela evitara que se formen marcas en el cuero.
Dejas que se seque bien y el cuero cogerá la forma. Una vez verificado que la forma, tamaño y demas del cuero utilizas la cola y pegas la pieza.
Otra manera es coserla en crudo y despues darle la vuelta como un calcetin, aunque no es facil, permite un tipo de cosido mas pulcro y que no se vea.
Yo hice una para una espada de una mano solo con cuero de 6 mm de grosor, y aunque tiene su truco el doblarla y demas quedo bastante bien.
Mi gran asignatura pendiente... Las piezas metalicas. No soy capaz de hacerlas.

Un saludo y un abrazo. Genial este nuevo método de hacer test... Jajajajajaj

Axil dijo...

Lo de darle forma antes de empezar a pegar me parece que va a ser el auténtico secreto del éxito, si.

Envolver el cuero con un trapo tipo sábana lo había pensado, también caerá para la próxima vez.

¿Darle la vuelta como un calcetín después de coserlo? Uhm, no sé si un cuero tan fino resistiría esa operación ejecutada por mi, sobre todo los agujeros de la costura.

Me parece que la próxima vez que me ponga a hacer algo en cuero te tengo que mandar unos cuantos correos ANTES de empezar a hacerlo.

¡Garcias por los sabios consejos!

Manuel dijo...

Supongo que como todo el hacer unos cientos o mles de intentos te daria mas probabilidadaes de conseguir unos mejores resultados.

Jejejejej

Es broma compañero, con decenas seria suficiente.

Un saludo

Anónimo dijo...

Por qué no has usado un cuero mas gordo y evitar la funda de madera, tipo vaqueta de grosor 4mm......
Maria

Axil dijo...

Eso lo hice con vainas posteriores, está publicado por aquí:

http://el-blindado-personal.blogspot.com.es/2008/05/la-espada-de-una-mano-envainndosela-con.html

pero, en realidad, no es histórico: lo correcto es una vaina de madera forrada. Lo más parecido a una vaina medio correcta que he hecho es esto:

http://el-blindado-personal.blogspot.com.es/2009/11/por-otra-vaina-hanwei.html

aunque, de nuevo, aprovechando una vain de fibra de Hanwei en lugar de hacerla de madera.