jueves, mayo 05, 2011

Argüeso 2011: De vestir castillos y de nubes bajas

Un principio de Mayo revueltillo en la agenda.


Plan número 1: Las Navas de Tolosa, que me había confirmado el maestro Julio del Junco que andaría por allí. Como los habituales de este blog sabrán, Julio es en gran medida el culpable de que yo me metiera en estos saraos. Y es que, como me dijo en una ocasión el Camarada Bakunin, esto de internet tiene un punto muy curioso: a veces, tienes la oportunidad de conocer por fin a un viejo amigo.

Lamentablemente, la cosa se torció y el eventó se aplazó. Otra vez será; pero que sepas, Julio, que tengo preparado el equipo de espionaje industrial para copiar hasta el más mínimo detalle de tus herramientas; lo que unido a las dos garrafas grandes de suero de la verdad que guardo en el trastero me ayudarán a convertirme en el rey de la malla remachada. ¡MWAHAHAHAHA!


Plan número 2: Ciutadilla, un evento que me permitiría reencontrarme con tantos buenos amigos a los que tengo muchísimo cariño, y a los que, por qué no decirlo, últimamente echo de menos sobremanera.

Peroooo... coincidía en el tiempo con un evento nuevo que, con cierta vergüenza y con el corazón dividido, debo decir que me parecía extremadamente apetecible; y que no es otro que el...


Plan número 3: Los Iparreco iaunac organizaban un pequeño evento en el castillo de Argüeso, en plena cordillera cantábrica, en la zona de Campoo.

Sí exacto. En esa zona en la que no deja nunca de llover, y en pleno inicio de la climatológicamente revuelta primavera. Si es que parece que nos va la marcha...


Si hubiera cerca un lago, esto sería la mismísima Escocia

El objetivo del evento era vestir el castillo durante el fin de semana.

- ¿Vestir el castillo? ¡Le va a hacer falta una camisa enorme!

No, hombre, no, no me sea bruto. Con lo de "vestir el castillo" me refiero a darle vida, a conseguir que, durante el fin de semana, vuelva a ser un castillo medieval en el que se desarrollen las actividades propias de un castillo medieval. En la línea de lo que vienen haciendo los Fidelis Regi en Peracense, en esta ocasión tan centrado en la vida civil que no hubo ni algarada (lo que me parece estupendo, porque cada vez me tientan menos)

Un sitio precioso, un castillo magníficamente rehabilitado, un ambiente extraordinario, unos participantes de altísimo nivel (nosotros éramos, con diferencia, los peor equipados) Por allí andaban el Clan del cuervo, los Fidelis Regi, la Milicia concejil riojana, la Mesnada de las tres estrellas, la Milicia concejil de Medina del Campo, los Ferruza, los organizadores Iparreco iaunac... (estoy seguro de que me estoy dejando a alguien, y no sé a quién...)

Y entre los participantes se encontraba ¡el mismísimo Lupercio de Canfranc!

Mira tú, por un lado me quedo sin conocer al maestro Julio del Junco... pero, para compensar, voy a coincidir por sorpresa y a conocer por fin al maestro Lupercio (aunque, para mi vergüenza, debo decir que no le reconocí en primera instancia).

Y ya me vale, porque, como comentamos allí, en esto de la recreación y la artesanía, Lupercio juega en una división diferente a la nuestra. No ya sólo por los pequeños detalles insignificantes, como Tristán,

Foto cortesía de los Iparreco iaunac

sino porque, mientras que los demás llevábamos el equipo justito justito para dormir en el suelo sobre jergones de paja, él se ganaba a pulso ocupar la habitación señorial trayéndose esta monada:

Sólo le falta el dosel... Carayu con la cama portátil.

Y hace muy bien, porque lo cierto es que lo de los jergones de paja empieza a estar muy cerca de esa fina línea que separa la recreación del masoquismo. Sobre todo, cuando no sabes muy bien cuánto tienes que rellenarlo, y acabas durmiendo en el suelo.

El colchón no más que un vulgar trozo de lino un poco recio (ejem... el mío es de loneta, no se lo digas a nadie) cerrado por tres lados. Uno de los lados lo dejas abierto para meter la paja, y lo cierras allí mismo con un par de puntadas con hilo gordo. Uno de los lados, abierto ¿de acuerdo, Arant, maestro costurero? Uno de los lados hay que dejarlo abierto. Para que no haga falta cortarlo después. ¿Vale?

Qué deciros de los múltiples "vestir al caballero" que se realizaron, del escriptorium, de la capilla en la que rezaba el pater, de las tallas en madera de Yeyo (¡hay que ver qué herramientas!), de los trabajos en cuero, de los bordados, de los juegos cantigueros de la familia de Sancho de Haro, de la cena iluminada sólo por velas y lámparas de aceite, de lo bien que se lo pasaron algunos disparando la pedrera...


Foto cortesía de los Iparreco iaunac


Esto no llegué a verlo, porque me pasé casi todo el rato en el interior, dale que te pego al telar de tablillas.

Ya, ya sé que no he explicado cómo tejer algo así. Tranquilos, que en próximas entradas caerá. Foto cortesía de Yusuf.

Me tiré todo el fin de semana explicando a los visitantes interesados la historia y el uso del telar de tablillas (y que no, que en realidad no era igual que el encaje de bolillos) Y es que visitantes hubo a patadas, y eso que llovía a cántaros. Claro que, por esas tierras, si te vas a quedar en casa porque llueva, no sales más de un par de veces al año.

Así que, para que os hagáis una idea del ambientillo que hubo por allí ¿qué mejor que dejaros con un vídeo de nuestro fin de semana? (¡Mwuahahahaha! ¡Mi crueldad no conoce límites! ¡Enseñando a los demás los vídeos de mis vacaciones! ¡Soy perverso!)



Claro que, si el vídeo te ha sabido a poco, hay uno muy majo aquí, con algunas escenas que merece la pena ver.

Resumiendo: un evento que espero que empiece a formar parte fija del calendario. ¿Dónde si no íbamos a poder sacar fotos así de chulas?

11 comentarios:

Chenkov dijo...

Te falta de contar a Frei Galceran, pobrecito que le olvidas XD.

La verdad es que lo pasamos flojo.

Y el video muy bueno, sobre todo la ultima foto JAJAJAJAJA (para la proxima posamos "mas mejol", lo prometo.

PD: A aprtir de este evento, pasaras a llamarte "El hombre paciente", porque madre mia, que ganas le hechaste al tablet.

hms_victor dijo...

Qué rabia, si lo llego a saber habría intentado dejarme caer por allí, que no está (muy) lejos de mi casa. Dependerá para futuras ediciones de la disponibilidad de transporte público o buena voluntad de los colegas con coche.

HoJu dijo...

El del comentario anterior soy yo. Asco de cuenta de Google, solo me la hice porque la necesitaba para mantener la de Youtube.

Ramón de Luna Negra dijo...

A eso es a lo que le llamop recreacion, y que foto mas molona la del final :)

Salud!

Axil dijo...

Pero es que la presencia de Frei Galcerán se da por supuesta, no hace falta ni mencionarlo. No estoy seguro de cual fue el último evento al que acudí y que no estuviera él...

Y na, lo del tablet no tiene mérito. La malla remachada, eso sí que mola. A su lado, el tablet es una actividad apresurada y de rápidísimo avance.

HoJu: sí, he visto algún comentario de gente de la zona quejándose de que no se le había dado demasiada publicidad; a ver si después de esta primera edición la cosa cambia.

Me he dado cuenta por el comentario de Ramón de que no le he dado crédito a la foto del final, que no sé si parece un cuadro, o la ilustración de un cuento de hadas. Evidentemente, la calidad de esa foto supera con mucho nuestras habilidades como fotógrafos: es también cortesía de Yusuf.

Quinto de Bocángel dijo...

Envidia cochina....el día que pueda ir a un evento de esta categoría mi actividad principal será levitar, que pasada.

Felicidades, that's the way :-)

Axil dijo...

Ni que vos desmerezcáis, maese Quinto.

antonio dijo...

Bueno don Axil un placer charrar con vos , aunque fuera poco rato. Y que conste que el colchón de la cama - estrado también era de paja como corresponde . Salud

Kombo dijo...

Tengo que comentar algo porque la palabra de verificación es combo!

Fue un placer estar otra vez contigo y con G. Un saludo y hasta la próxima

Axil dijo...

Qué deciros: también fue placer estar allí con vosotros.

Axil dijo...

Magnífica crónica del evento, cortesía de maese Monfort:

http://foro.fidelisregi.com/viewtopic.php?id=2338