martes, agosto 11, 2015

Piquetas: acabando con los robos

Sí, lo confieso. Cada vez que voy a un evento y me llevo la tienda histórica, acabo delinquiendo. Robo a diestro y siniestro.


Bueno, en realidad no es que robe. Es que tomo por asalto sin la más mínima vergüenza a algún miembro del grupo organizador, y le pido piquetas prestadas. Porque es triste pedir, pero más triste es ver cómo sale volando tu puñetera tienda (otra vez) porque las piquetas que tienes no mantienen el tipo cuando la cosa se pone un poquito seria con el agua y el viento.

Y, para qué nos vamos a engañar, las cosas siempre se acaban poniendo un poquito serias con el agua y el viento.

Los grupos que organizan eventos suelen llevar buena logística. Pabellones grandes, toldos... y todo eso hay que sujetarlo bien para que no se caiga. A falta de bosques que talar para hacer estacas de madera de usar y tirar, y dada la tendencia a acampar en roca viva que tenemos, lo cierto es que al final el tema de las piquetas es uno de esos puntos en los que todos miramos hacia otro lado y nos permitimos ciertas licencias.

Y, cuanto más gordas y sólidas esas licencias, mejor. Digamos que varilla de corrugado de 12mm de gorda puede empezar a valer. Desde luego, mucho mejor que esas patéticas piquetas de plantar un iglú pequeño en el suave cesped de un camping.

Como tutorial, esto va a ser un poco lamentable:

1.- Cortas varillas de alrededor de 25cm de largo. Un lado recto, el otro, que será la punta, en ángulo ligeramente agudo.

2.- Cortas un trozo más corto, de pongamos entre 5 y 8cm, para formar una cruz con la piqueta.

3.- Con la amoladora de banco eliminas rebabas que puedan cortar al manipular las piquetas.


En la imagen se puede ver que, en la pieza de la cruz, hay un rebaje. Eso es para que encaje con la pieza principal de la pica y deje más superficie para soldarlas. Sí, he dicho soldarlas. Ya os he dicho que esto no pretende ser histórico.

El rebaje yo lo hice con la misma amoladora de banco, aprovechando la esquina de ese disco de esmeril que siempre usas para el trabajo sucio y que no te importa que acabe desgastado por sitios raros. Y sí, sería más fácil hacer la muesca en la varilla principal, pero eso comprometería su resistencia cuando le metas de martillazos a lo bestia para clavarla en ese infame pedregal donde estás intentando plantar la tienda.

Y a soldar. Yo he aprovechado para jugar con electrodos gordos e intensidades elevadas, que siempre me quedo corto y acabo salpicando y dejando unas soldaduras endebles e inútiles. Y oye, mola. Creo que, de las treinta piquetas que hice, habrá una o dos que no se romperán fácilmente.


Además del corrugado, he usado unos trozos de varilla lisa que tenía por aquí, y que espero que entren mejor en según qué suelos; ya veremos.

Comparándolas con lo que vengo usando hasta ahora, la cosa tiene buena pinta.


Who's your daddy? Who's your daddy??

En el próximo evento, cuando nos vuelva a caer el apocrilipsis (que nos caerá) las pondremos a prueba. Ya os contaré qué tal.

6 comentarios:

Ramón de Luna Negra dijo...

Maese Axil

Hace unos años, cuando cambiaron la sede del festival de Guanajuato, dejamos de acampar en un lugar con arena suave por uno que solia ser el tiradero de una mina de plata, el cual habia sido limpiado, aplanado y adornado con unos arboles horrorosos y llamado parque; ése dia muchos tuvieron que atar sus tiendas a piedras porque no habia forma de meter una estaca sin que se doblase, pero varios llevabamos alcayatas hechas de varilla como éstas: http://www.sam-ferreteria.es/media/catalog/product/cache/1/image/9df78eab33525d08d6e5fb8d27136e95/A/L/ALCAYATA_GITANA_GRANDE_21_cm._.jpg

Aunque el asunto no era ese, el asunto fue que llegamos con 24 y regresamos con 11 xD poco mas y nos tiran la tienda estos malditos mientras bajabamos a buscar comida; ahora que tiene piquetas mas solidas cuidelas como a su sangre, que la gente es muy mangui.

¡Salud!

Ismael dijo...

Pues se ven muy útiles y de paso se agrega más peso a la caravana, que nunca es demasiado.

Ramón: De hecho creo que algunas se las robaron cuando yo estaba dentro muy ocupado.

Carlos de la Rosa Iglesias dijo...

Joder, tenia que haber patentado el diseño allí por el 2008... Pero bueno, supongo que.orgulloso me.he de encontrar por ello.:p

Axil dijo...

¡Cierto, qué imperdonable omisión! El mérito de este diseño de piquetas es de mi buen amigo Carlos de la Rosa, que además ha sido víctima de mi mendicidad piquetil en alguna que otra ocasión.

Dark dijo...

Se ven sólidas y útiles.

Aquí pasó al revés xD En la feria "El burgo del sur" el que trajo la carpa se dejó las piquetas (en su defensa, como tiene vehículo, le tiraron mil cosas "total, las llevas en el vahículo"), y me tuve que poner a improvisar unas con una navaja y ramas de árbol que estaban botadas en el parque en una pila por la poda pre-otoño.

Conchi Cobas Castro dijo...

me encanta tu blog....de verdad que cada entrada es un recreo en el saber.